INTRODUCCIÓN AL TRABAJO POR PROYECTOS (ABP)

INTRODUCCIÓN AL TRABAJO POR PROYECTOS (ABP)

PEDRO BELMONTE

Estamos viviendo un momento histórico que no pasa inadvertido en ningún sector, empujando al cambio y a la adaptación, en algunos casos por voluntad y otra por sobrevivir a la gran pandemia. La innovación en los centros es una realidad cotidiana, a la cual los docentes nos estamos habituando, ya que trabajamos con un “producto” cambiante como es nuestro alumnado en una situación que se ha ido creando mes a mes a contrarreloj.

Teniendo en cuenta este “sencillo” contexto, innovar o adaptarse en cada centro educativo puede tener una connotación distinta, lo que en un colegio puede resultar novedoso y eficaz, en otro puede ser aburrido o inservible. Por lo tanto, desechamos la idea que innovar es incluir una app o un ordenador por alumno, sería más bien la metodología llevada a cabo. Y es en este punto donde vamos a incidir, el modo de enfocar el proceso de enseñanza-aprendizaje es la clave.

Una de las maneras de enfocar la educación que actualmente tiene éxito en aulas de diferentes países es el “ABP”, aprendizaje basado en proyectos ¿Pero qué entendemos por ABP? Una definición podría ser la siguiente: metodología activa, donde el alumnado adquiere protagonismo, trabajando diferentes destrezas enfocadas a un producto final con investigación y cooperativo. Siendo lo importante no el resultado o evidencia, sino el procedimiento llevado a cabo para conseguirla.

¿Cuándo NO trabajo ABP?

Cuando hago un trabajo en grupo aislado y sin conexiones.

Cuando enfoco el proyecto a un portfolio teórico que no genera conocimiento.

Cuando voy improvisando todo según el día sin hilos conductores.

¿Cuándo SI trabajo ABP?

Cuando mis alumnos tienen roles dentro del trabajo cooperativo.

Cuando el tópico generativo es ya un contenido motivador.

Cuando el alumno investiga y se documenta y realiza metacognición.

Aunque trabajar por proyectos suele estar cada vez más aceptado, frecuentemente nos encontramos con la dificultad de que quizás es una metodología ambigua y no tan precisa como otras, pero es ahí donde reside la grandeza de trabajar con ABP, la posibilidad de adaptar la situación a tu propio centro, su contexto social y tu aula, siguiendo unas pequeñas pautas.

A continuación os proponemos unas fases para llevar a cabo el proceso.

1 Elección del tópico generativo. Ya solo con este punto, se podría realizar otro artículo aparte para tratarlo, ya que no existe un único modo, puede estar inducido en parte por el docente, salir motivado por el grupo-clase, ser una sugerencia externa, nacer de un día temático.

2 Qué saben y qué quieren saber. Cuestión fundamental es construir bien la base desde la realidad de lo ya sabido y enfocarnos hacia lo que desean saber, sus propios intereses y preguntas, la curiosidad es infinita y debemos trabajarla.

3 Documentación del proyecto. Piedra angular sin lugar a dudas y que también daría para realizar otro artículo. Modos para documentar un proyecto: rutinas de pensamiento, técnicas cooperativas, visita del experto, libro viajero, grupos interactivos…

4 Rincón del proyecto y portfolio. Aunque se va generando material desde el principio del proceso, es conveniente también marcar tiempo para recoger y ordenar y exponer todo lo trabajado, que no suele ser poco.

5 Evaluación. Un punto que suele obsesionar a la comunidad educativa por el miedo a creer que no se cubrirán los estándares u objetivos y desde luego, afirmamos que es todo lo contrario y desde luego también se puede utilizar un control escrito como evaluación, incluyendo otros recursos como una diana o una rúbrica.

6 Exposición y Fiesta del aprendizaje. Los alumnos adoran entender que lo que crean es práctico y sirve y es digno de mostrar ¿Y si invitamos a las familias a entrar al aula y vean qué hemos hecho? Es el broche final para un aprendizaje significativo.

Y como una imagen vale más que mil palabras, nos despedimos con un enlace de un vídeo real que evidencia el proceso de un ABP. Os invitamos de todo corazón a lanzarse y experimentar con cautela, los alumnos lo agradecen y crecen como estudiantes y como personas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies